Un huerto de altura

CONCURSO MICROESPACIO I / RÍO CUBAS. SANTANDER 2016

En colaboración con A1arquitectos

Se nos presenta la gran oportunidad de hacer ciudad en el espacio planteado. Se trata de un fragmento verde de la trama urbana donde los cultivos de ámbito privado han sobrevivido a las actuaciones colindantes, dotando de imagen y carácter a la zona. Una de las premisas de este proyecto es potenciar esta idea de zona verde, dotando de entidad a la parcela y a la travesía que conecta las calles de Tetuan, Bruno Alonso y Río Cubas. ¡Un Huerto de altura! Un elemento que permite continuar con los cultivos y la vegetación privada pero en un contexto público, para el barrio. Un lugar de interacción social donde la gente acuda para algo más que sentarse.

JARDÍN VERTICAL / La decisión de actuar en altura es clave para lograr un mayor aprovechamiento del espacio, además de completar un vació arquitectónico necesario para la ciudad de Santander. Las tendencias sostenibles nos llevan hacia elementos que aúnen actividades sociales y la gestión de medio natural. Se plantea un recorrido vertical a lo largo del cual se van sucediendo zonas estanciales, elementos de cultivo (maceteros de grandes dimensiones), toboganes (simulando tubos de desescombro), culminando con un graderío mirador en el punto más alto y soleado.

ESTRUCTURA / Siendo conscientes de que el presupuesto es capital en este tipo de intervenciones urbanas, se plantea una estructura modular de andamiaje de 3×3. Esta decisión nos permite, además de ajustar los tiempos de construcción (en dos días podría estar levantado el esqueleto con lo que eso representa en términos económicos), ceñirnos a la financiación propuesta. El carácter constructivo de la intervención, propicia su reversibilidad e incluso ser un modelo extrapolable a otras ubicaciones.

IMAGEN / Siguiendo este discurso constructivo, se plantea un acabado mediante un deployé pintado en lima eléctrico con doble función. La primera es la de dotar de representatividad a la actuación sirviendo como reclamo icónico. La segunda tiene que ver con la transparencia y el control de la radiación durante el recorrido, permitiendo a su vez la aireación y el soleamiento necesario para el cultivo y mantenimiento de la vegetación. El deployé permite el soleamiento de la finca anexa de cultivos.